Mejores cremas para el acné

Antes de saber qué le vamos a pedir a nuestro tratamiento de acné o qué componentes concretos debe llevar nuestra crema anti acné debemos saber cuáles son las causas que lo producen y qué tipo de lesiones pueden aparecer.

Veamos en primer lugar qué es el acné. Está definido como una patología crónica inflamatoria que afecta aproximadamente a un 80% de la población en diferentes edades, siendo entre los 12 y 25 años cuando se manifiesta con mayor auge. También hay que destacar que, en mujeres, el 40% lo sufren entre los 20 y los 50 años.

Las causas de esta patología son múltiples, desde factores sobre los que poco podemos hacer como nuestra propia genética o actividad hormonal hasta factores sobre los que sí podemos actuar como una mala alimentación, un estilo de vida poco saludable o el uso de cosméticos inadecuados.

cremas-para-pieles-grasas-y-acneicas

¿Qué nos hará sospechar que tenemos acné?

La identificación de unas alteraciones, lesiones u otras, serán determinantes a la hora de elegir cremas para el acné con unos componentes determinados ya que cada tipo de lesión requerirá un tratamiento diferente.

Así, un comedón abierto, lo que conocemos como punto negro en el que hay un exceso de grasa y de células muertas que se oxidan al contacto con el aire, requerirá unos componentes diferentes en nuestra crema para granos que en las lesiones comúnmente conocidas como espinillas, denominadas comedones cerrados, en los que hay una obstrucción ya que la queratina no está expuesta al aire y por tanto hace más fácil el desarrollo de bacterias.

Como vemos, la implicación o no de bacterias en las diferentes lesiones hará que elijamos una crema para secar granos con una composición u otra. La elección acertada de la crema que tratará nuestro acné también pasa por el asesoramiento personalizado, en el en el que se tendrán en cuenta otros aspectos como la edad o la localización de las lesiones.

productos-para-el-acne

Rutina básica de tratamiento para el acné

Una rutina básica para acné consistirá en unos pasos básicos eligiendo los productos adecuados que utilizaremos en cada de ellos dependiendo de nuestras necesidades.

Limpieza

Hidratación

Protección solar

Tratamiento

Antes de instaurar una rutina para tratar el acné debemos tener en cuenta que la prevención es el paso más importante.

Debemos tratar la piel desde la aparición de la primera lesión ya sea un punto negro, lo que vulgarmente llamamos espinilla o incluso un exceso de grasa en la piel.

Limpieza

Respecto a la limpieza, lo más indicado es utilizar geles líquidos, muy recomendables los que llamamos syndet ya que estos tienen propiedades limpiadoras con la ventaja de no resecar la piel y siendo capaces de arrastrar el exceso de grasa.

Es muy importante no utilizar productos agresivos con la piel, sobre todo, aquellos que nos producen sequedad y deshidratación ya que empeorará la inflamación y con ello el acné. Una piel deshidratada responderá mal al tratamiento que viene a continuación.

Si nuestra piel está muy sensibilizada podemos utilizar Sebiaclear Gel Moussant de svr que es capaz de mantener los poros limpios y regular el exceso de sebo respetando completamente el equilibrio de la piel. Biretix Cleanser es otro limpiador purificante con propiedades hidratantes. Como tercera opción, tenemos con NEOSTRATA LIMPIADOR MANDÉLICO para una limpieza algo más profunda que los anteriores.

Estas 3 opciones las utilizaremos mañana y noche ya que limpiar dos veces la piel es totalmente necesario. Por la mañana los utilizaremos solos como único paso y por la noche como segundo paso de la doble limpieza.

Hidratación

En cuanto a la hidratación, ya sabemos que es un aspecto clave. En las asesorías en la farmacia vemos con mucha frecuencia que una piel con acné habitualmente no se utilizan productos hidratantes, al contrario, buscan productos que les resequen la piel y le hagan sentir esa sensación de tirantez.

Numerosos estudios han puesto en evidencia que en el acné hay un déficit de ceramidas en la piel que favorecen alteraciones en la función barrera, lo que habrá que compensar con un producto que las contenga en su formulación.

Para ello contamos con productos como ISOREPAIR de biretix o función barrera crema gel de herrerías de Gema herrerías o SEBIACLEAR HYDRA con una textura mousse muy agradable y ligera para este tipo de pieles con tendencia a grasa.

Por tanto, una composición rica en ceramidas y ácido hialurónico será nuestra crema anti acné hidratante que nos ayudará a mejorar el acné.

Protección solar

Un problema que nos planteáis a menudo en la farmacia es que no queréis poneros protector solar porque “os da grasa.” Aquí hemos de aclarar que los protectores solares que están formulados para pieles con acné no producen acné ni lo empeoran.

Nos gusta recomendar protectores solares con textura gel como GEL OIL FREE DE HELIOCARE, también texturas fluidas cómo SUN SECURE FLUIDO SVR, también nos gusta recomendar aquellas que contienen siliconas ya que producen un efecto alisador de la piel, pero hay que tener en cuenta que sean no comedogénicas como por ejemplo SUN SECURE EXTREME DE SVR.

Si lo que buscamos para nuestra protección es un producto todo en uno para simplificar nuestra rutina tendremos la crema SEBIACLEAR SPF50 que además de proteger nos da la posibilidad de tratar.

Un punto a destacar en la rutina de día es el uso de antioxidantes, no está muy extendido, pero recientes estudios han evidenciado que la grasa en las pieles acnéicas es de muy mala calidad lo que lleva, entre otros problemas, a taponar los poros lo que conlleva un aumento de las lesiones acné, es por ello que desde aquí os recomendamos antioxidantes.

Nuestro antioxidante de elección va a ser el ácido ferúlico, BOOSTER SUPREME DE SENSILIS, C FERULIC DE ENDOCARE. Además de mejorar la calidad de la grasa nos proporcionarán un doble escudo junto al protector solar y mejorarán las manchas que ya tenemos.

Tratamiento

Durante la noche procederemos al tratamiento intensivo de aquellos aspectos a mejorar y para ello nuestra crema de acné puede llevar determinados ingredientes que nos permita mejorar las lesiones que ya tenemos o prevenirlas.

Los ingredientes que debemos buscar en nuestra crema para espinillas y que han mostrado que son capaces de mejorar el acné son:

ZINC: evitará una producción excesiva de sebo a la vez que puede funcionar como antioxidante y mejorar la inflamación de las lesiones.

ACIDO SALICILICO: cuya función principal es mantener los poros limpios por lo que se harán menos visibles y es capaz también de mantener la textura de la piel más suave debido a su capacidad exfoliante.

NIACINAMIDA: en este caso una crema para acné que lleve este componente mejorará la función barrera de la piel a la vez que mejora el tono y es un potente regulador.

RETINOIDES: además de ser el anti envejecimiento por excelencia, en este caso lo aprovecharemos para que disminuya la formación de los comedones y lo aprovecharemos también por su capacidad seguradora.

ACIDO AZELAICO: nuevamente otro potente seborregulador, en este caso para las pieles que están muy sensibilizadas y en estados de embarazo y lactancia, además su capacidad antibacteriana mantiene a raya a las bacterias, y por tanto el desequilibrio que ocasionan en la epidermis. Además, nos mejorará la elasticidad y la hidratación a la vez que tiene una potente actividad antiinflamatoria y antioxidante también.

Optimizando el tratamiento para el acné

Por lo general estos componentes no suelen aparecer solos en nuestras cremas para el acné. Habitualmente las fórmulas están hechas combinando diferentes componentes para hacer un tratamiento mucho más optimizado y que trate los diferentes signos y síntomas del acné que ya hemos visto que son muy variables, y es que una crema para el acné con un solo componente no resolverá a corto plazo el problema del acné.

Entre los ingredientes más utilizados se encuentra el ácido glicólico, el ácido málico o el ácido láctico ya que todos ellos favorecen la renovación celular de forma que se favorece la eliminación de los comedones.

Para nosotros la combinación ganadora es la que nos propone Cantabria Labs con su GEL SALIZINC DE NEOSTRATA, en el que tenemos un 10% de los alfahidroxiácidos y 2% de ácido salicílico. Eso sí, no es apta para todas las pieles solamente para aquellas que no están irritadas.

Otro de los productos combinados que nos encanta es BIRETIX TRI ACTIVE GEL, un todo terreno para prevenir y corregir granos, mejorar la textura de la piel y controlar la producción de grasa. Otra combinación, la última en llegar, es AMPOULE AZ FLASH DE SVR además de las imperfecciones propias del acné mejorará las rojeces asociadas por lo que las pieles con acné que ya están sensibilizadas puedan tratar su acné de forma eficaz.

Preguntas frecuentes
sobre el acné

Es una de las consultas más frecuentes. Aunque se comenta muy a menudo en las asesorías, la mayoría de las mujeres lo aceptan con resignación y es que poco se puede hacer al respecto más allá de continuar con nuestra rutina de cuidados habitual.

La razón, es que además de las hormonas femeninas, estrógenos y progesterona, que fluctúan dependiendo del momento del ciclo, también tenemos testosterona, hormona masculina que se mantiene en una concentración más constante en todo momento de forma que días antes de la regla es proporcionalmente más alta que la concentración de hormonas femeninas.

No hay demasiados estudios al respecto, y por tanto tampoco datos concluyentes de que determinados alimentos empeoren el acné.

Si es cierto que actualmente se sabe que ciertos alimentos con un índice glucémico alto sí que pueden desatar la aparición del acné, pero ¿cuáles son estos alimentos con índice glucémico alto? por ejemplo, los que son muy ricos en azúcares o la comida basura.

Esto significa que son absorbidos de forma muy rápida por el por el organismo lo que conlleva un aumento brusco de los niveles de glucosa en sangre, que a su vez aumentan la producción de sebo y entonces hace que el organismo produzca más andrógenos que ya sabemos que es la hormona masculina que puede desencadenar el acné.

No podemos tratar únicamente el acné con una restricción en la dieta, sino que para algunos individuos debe ser un complemento a la rutina dermocosmética   o médica.

Por tanto, no podemos concluir que exista una dieta que nos ayude con el acné, pero algunos consejos nos vendrán bien si en algún momento hemos asociado el brote de acné a algún alimento en concreto. Por ejemplo, aumentar la ingesta de frutas y verduras frescas, eliminar alimentos ricos en azúcares e hidratos de carbono refinados, y aumentar también la ingesta de pescados ricos en ácidos grasos omega 3 que serían, por ejemplo, sardinas salmón etc…

El acné también puede aparecer en zonas más amplias como la espalda y es que un 50% de las personas que lo sufren en el rostro también lo padecen en la espalda, es cierto que suele ser más frecuente en los hombres.

La piel de la espalda es más gruesa y por ello es una zona donde las lesiones de acné suelen ser más profundas, más enrojecidas y a veces dolorosas.

Al tener las mismas causas que el acné facial usaremos los mismos principios activos BIRETIX TRI-ACTIVE SPRAY, con una aplicación muy cómoda controla la producción de grasa y puede corregir la imperfecciones gracias a su composición con retinoides, Ácido glicólico y Niacinamida.

Para esta zona os dejamos algunas recomendaciones, sobre todo, si hacéis deporte, y es que el sudor y las fibras sintéticas de la ropa deportiva pueden agravarlo ya que pueden obstruir los poros. Para evitarlo una ducha al terminar la sesión deportiva y llevar este tipo de prendas el tiempo justo nos será de gran ayuda.

Como sabemos los puntos negros son una manifestación más del acné. Se producen por una obstrucción del poro en el que la grasa y la queratina de la piel se oxidan al contacto con el aire y por ello aparecen de este color negro.

En este caso recomendamos productos con ÁCIDO SALICILICO ya que tiene afinidad por la grasa y es capaz de penetrar en el poro, disolverla y, en definitiva, limpiar el poro.

El resultado: poros menos visibles y piel más lisa.

Nuestras recomendaciones:

LOCIÓN EXFOLIANTE GEMA HERRERIAS, apta para todas las pieles es un complemento estupendo en las rutinas para acné.

GEL SALIZINC NEOSTRATA, con gran capacidad exfoliante y seborreguladora.

GEL FORTE SALICILICO DE NEOSTRATA. Lo último en llegar a nuestro rincón de dermocosmética AMPOULE FLASH DE SVR.

Se trata de lo que conocemos como “purga “. Aunque comencemos poco a poco nuestro tratamiento para el acné, según nuestra piel vaya tolerando los activos incluidos en nuestra rutina se puede producir una exacerbación de las lesiones debido a que estas se producen en las capas más internas y están ocultas, no las vemos, una rutina bien elegida actuará primero sobre ellas haciendo que afloren antes de lo previsto debido a que estos activos aceleran la renovación de las capas más superficiales.

Nunca debemos abandonar el tratamiento que hemos iniciado. Es algo momentáneo que se resolverá, de todas formas, ¡esos granitos iban a salir de todas formas!

¿Quiénes son los culpables de esta “purga”? Los retinoides (BIRETIX TRI-ACTIVE), Ácido glicólico (GEL FORTE SALICILICO, SALIZINC GEL), Ácido salicílico y Ácido mandélico (LIMPIADOR SEBONORMALIZANTE NEOSTRATA) y Ácido azelaico (AMPOULE FLASH DE SVR).

Esta es una alegación muy frecuente, se piensa que esto es así, pero nada más lejos de la realidad.

Ya sabemos que el sol es uno de los grandes enemigos de nuestra piel y es que uno de los principales problemas que nos crea es la deshidratación, por ello se tiene la percepción de que la piel es menos grasa, ¡nada más lejos de la realidad!

En la farmacia vemos a menudo que tras la exposición solar hay un rebrote, y a veces más severo que antes debido a que el daño solar, sobre todo, el producido por radiación UVB provoca un aumento en la producción de sebo, empeora la inflamación y pueden aparecer manchas donde teníamos lesiones y también oscurecimiento de las cicatrices que pudiéramos tener de lesiones anteriores.

Por otra parte, al utilizar activos como el ácido azelaico, ácido salicílico y ácido glicólico, se produce un adelgazamiento de la epidermis con lo cual nuestra piel estará mucho más expuesta a los daños solares.

Será importante utilizar un protector solar adecuado en textura gel como GEL OIL FREE HELIOCARE o SEBIACLEAR CREMA SPF 50 de SVR que además de tratarnos nos protegerán de todo el espectro solar.

A la vista de la variedad de lesiones que tiene el acné y la gran variedad de activos cosméticos que podemos utilizar para prevenirlo e incluso tratarlo, es importante el tratamiento individualizado. Una recomendación profesional y hecha a tu medida aumentará las posibilidades de éxito de tu rutina para el acné.

Habla con nosotros. Puedes hacerlo desde aquí a través de whatsapp, en el Tel: 926 22 47 05 o escríbenos aquí.

Rosa

Antonio

María José

Julia

Rocío